Frankentourismus

Kulmbach

Deliciosa. Histórica. Encantadora.

kulmbach_marktplatz.jpg

Kulmbach es una ciudad animada y encantadora que ha conservado su carácter típico de francón. No en vano, Thomas Gottschalk, el más famoso presentador de televisión de Alemania, atribuye su carácter alegre a una idílica infancia y juventud en esta localidad.

Muy por encima de la ciudad se eleva el castillo Plassenburg, el emblema distintivo de Kulmbach. Residencia principesca y fortaleza fortificada al mismo tiempo, el Plassenburg es una de las más impresionantes construcciones de Franconia.

Aquí el ambiente del Renacimiento permanece vivo - y también el poder de tiempos pasados durante el reinado del vizconde de Núremberg y más tarde del Margrave de Brandeburgo. Como centro cultural de la región francona del Alto Meno, el Plassenburg acoge cuatro museos. Aquí puede conocerse a los Hohenzollern en Franconia, el Museo del Ejército "Federico el Grande", el Museo Alemán de Figuras de Estaño y el Museo del Alto Meno. Cuentos e historia pueden experimentar los visitantes también en los rincones de la ciudad casi milenaria de Kulmbach, entre sus murallas y sus torres.

Por supuesto, los auténticos conocedores saben muy bien que con Kulmbach visitan la “capital secreta de la cerveza“ A finales de julio los amantes de la cerveza acuden desde todas partes para celebrar durante nueve días la “Semana de la Cerveza”. Además, la ciudad, que acoge en el Kulmbach Mönchshof al Museo Bávaro de la Fábrica de cerveza y la Panadería, atrae durante todo el año con la diversidad de sus cervezas y es lugar de"peregrinación" para los amantes de la cerveza y los que quieran serlo.


Loading...