Frankentourismus

Würzburg

Unica. Patrimonio de la humanidad. Herencia vinícola.

wuerzburg1.jpg

La residencia de Würzburg es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1981. La principal obra del barroco del sur de Alemania es uno de los castillos más importantes de Europa - pero Würzburg es más: La vieja ciudad a orillas del Meno entusiasma con su particular ambiente mezcla de alegría y barroco, cultura y arquitectura.

A todo el mundo impresionan las fabulosas vistas de la ciudad desde la Fortaleza Marienberg con las torres de la catedral de San Kilian y las iglesias Neumünster y Marienkapelle. Un poema recuerda: “Un puente de piedra conduce sobre el Meno...”. Ese puente que comunica la fortaleza con el conjunto de torres de la ciudad no es otro que el Alte Mainbrücke, el Puente Viejo.

La Resdidencia, obra maestra de Balthasar Neumann y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, atrae a los visitantes entre otras cosas con la probablemente más bella escalinata del mundo. Necesita usted algún motivo para venir a Würzburg? La ciudad ofrece todo tipo de argumentos - grandes eventos y cultura. Pero, ¡cuidado!: puede usted reincidir. Grandes monumentos históricos, museos, impresionantes edificios, tradición y orgullo, alegría y serenidad. 30.000 universitarios, el vino de Franconia, la tradicional botella Bocksbeutel dominan gran parte del paisaje y de la vida de Würzburg.

Los soleados viñedos, entre los que destaca el más fomoso de ellos, el “Stein”, presentan un entorno pintoresco - y extraordinarios vinos de fama mundial desde el Blaufränkischer hasta el Weißer Burgunder. En el casco antiguo, bares y tabernas tradicionales ofrecen la clásica cocina regional francona, pero también se encuentran modernos restaurantes con cocina internacional.


Loading...